Usted está aquí

Consejos alimenticios

Consejos alimenticios

La cereza

Porci√≥n comestible 87 gramos por cada 100 gramos de producto fresco. Fuente de nutrientes y sustancias no nutritivas Hidratos de carbono, flavonoides, alcohol per√≠lico, potasio y vitamina C. Valoraci√≥n nutricional La cereza es rica en hidratos de carbono, principalmente az√ļcares simples como fructosa, glucosa y sacarosa, si bien su valor cal√≥rico es moderado respecto al de otras frutas. Aporta cantidades considerables de fibra, que mejora el tr√°nsito intestinal. En lo que se refiere a su contenido en vitaminas, est√°n presentes ‚ÄĒen peque√Īas cantidades‚ÄĒ: vitamina C, tiamina, folatos y provitamina A. Tiene cantidades importantes de potasio y en menor proporci√≥n, magnesio, hierro, f√≥sforo y calcio, este √ļltimo de peor aprovechamiento que el que procede de los l√°cteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral.
En su composición cabe destacar la presencia de compuestos bioactivos como las antocianinas (localizadas en la porción carnosa de la fruta), sustancias con capacidad antioxidante y con actividad inhibitoria de la ciclooxigenasa II, por lo que se consideran compuestos protectores de los vasos sanguíneos.

Las cerezas también aportan monoterpenos, concretamente, alcohol perílico, compuesto con actividad antitumoral. Numerosos estudios experimentales han indicado que dicho compuesto es capaz de prevenir el desarrollo de algunos tipos de cáncer como el de páncreas, mama, próstata, pulmones, hígado y piel. Además, también presenta propiedades antioxidantes, protegiendo a los lípidos, a la sangre y a otros fluidos corporales contra el ataque de los radicales libres, moléculas implicadas en el envejecimiento y en el desarrollo de diversas enfermedades crónico/degenerativas (cardiovasculares, cáncer, osteoporosis, etc.).

La manzana

Porción comestible 84 gramos por cada 100 gramos de producto fresco. 
Fuente de nutrientes y sustancias no nutritivas Fibra, ácidos orgánicos y flavonoides. 

Valoraci√≥n nutricional La manzana aporta hidratos de carbono fundamentalmente en forma de az√ļcares como fructosa, glucosa y sacarosa, y contiene cantidades apreciables de fibra, tanto soluble como insoluble, siendo esta √ļltima la m√°s abundante, y que hace de este alimento un eficaz regulador de enfermedades del intestino grueso (estre√Īimiento/diarrea). La fibra soluble (pectina), tiene por su parte, actividad hipocolesterol√©mica. Las manzanas son una importante fuente de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y prociaciadinas. Entre los primeros, el m√°s abundante en esta fruta es la quercetina, aunque tambi√©n presenta cantidades menores de kaempferol e isorhametina. Las catequinas, difieren ligeramente en su estructura qu√≠mica de otros flavonoides pero comparten con ellos sus propiedades antioxidantes. Algunos estudios han indicado que el consumo de catequinas procedentes de manzanas se ha relacionado inversamente con la incidencia de ciertos tipos de c√°ncer (como el c√°ncer de pulm√≥n). Por √ļltimo, las manzanas aportan cantidades importantes de procianidinas, compuestos con una potente actividad antioxidante, que podr√≠an adem√°s modular la funci√≥n inmunitaria y la activaci√≥n plaquetaria. Contienen tambi√©n dihidroxichalconas (como la floretina que est√° presente en su forma glucos√≠dica denominada floridzina), un tipo de flavonoides que se encuentran exclusivamente en las manzanas y sus derivados. Se localizan fundamentalmente en la piel de estas frutas aunque tambi√©n en la pulpa (la concentraci√≥n de estas sustancias depende de la variedad de manzana de que se trate). En cuanto a los efectos biol√≥gicos de la floretina, ensayos llevados a cabo en animales de experimentaci√≥n han indicado la posible consideraci√≥n de este compuesto como agente antidiab√©tico, debido a su capacidad de limitar la absorci√≥n intestinal de la glucosa. En su composici√≥n presentan √°cidos org√°nicos como el cafeico, p-cum√°rico, clorog√©nico, fer√ļlico, c√≠trico y m√°lico.

 

 

Scroll top