Usted está aquí

Iglesia Parroquial de Santiago Apostol

Iglesia Parroquial de Santiago Apostol
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

La iglesia est√° dedicada a Santiago Ap√≥stol, patr√≥n de la localidad, cuya festividad se celebra el 25 de Julio. Esta parroquia data del siglo XVI y es de planta de cruz latina, con una capilla lateral. 

En su interior podr√≠amos destacar las b√≥vedas, con diversos elementos decorativos en sus ‚Äúclaves‚ÄĚ. La pila bautismal, situada en el altar mayor, las pinturas murales situadas en el presbiterio de la nave central y cerrando el retablo mayor, con unos motivos decorativos de las Virtudes Teologales ‚ÄúLa Fe, y la Esperanza‚ÄĚ. 

Cuenta con siete retablos de muy buena factura todos ellos.

 

Retablo mayor 

I. Dedicado a Santiago 

El encargado de la financiaci√≥n de esta obra, en 1744, fue don Diego de la Pe√Īa, natural de Cantabrana, que fue can√≥nigo de Toledo y quiso dejar pruebas de su generosidad en su villa natal, pues ‚Äú‚Ķen ella rezibio la grazia del Bautismo‚Ķ‚ÄĚ El Maestro arquitecto encargado de la obra fue Santiago del Amo, natural de Burgos y autor tambi√©n del retablo Mayor del santuario de Santa Casilda. La obra se dor√≥ por Fernando L√≥pez Sagredo y estas labores tambi√©n fueron financiadas por el can√≥nigo toledano.

Nos encontramos ante una obra de car√°cter pre-rococ√≥, aunque todav√≠a mantiene rasgos de car√°cter churrigueresco. Su estilo es m√°s avanzado que el de los retablistas burgaleses del momento ya que los maestros que lo trazaron (D. Diego de C√©spedes y Fernando del Amo) estaban en Toledo (cabeza religiosa de Espa√Īa en ese momento y cercano a las inmediaciones de la corte) y por tanto, estaban m√°s imbuidos en planteamientos est√©ticos innovadores del momento. 
El retablo consta de banco, cuerpo que se divide en tres calles y √°tico semicircular, para adaptarse a la arquitectura del presbiterio. El banco est√° presidido por un tabern√°culo3 con motivos todav√≠a churriguerescos. Las columnas con rocallas4 nos acercan al nuevo estilo rococ√≥. 
El cuerpo est√° presidido por una amplia hornacina central en forma de venera, para albergar una bella figura ecuestre de Santiago Matamoros, de car√°cter muy movido que seg√ļn las condiciones deber√≠a estar ‚Äú‚Ķpuesto sobre un caballo con una espada en la mano y a los pies de dicho caballo dos medios cuerpos de moros con sus turbantes y medias lunas sobre un pe√Īasco y las manos del caballo sean de arrojar fuera de la caja‚ÄĚ.

 

En las calles laterales aparecen las tallas de San José y San Joaquín, colocándose en el remate una imagen de la Inmaculada. La parte alta del retablo queda coronada por el Padre Eterno sobre una nube, adornado con cabezas de serafines6 y encima el Espíritu Santo adornado con ráfaga.

 

 

 

Retablos colaterales 

II. Retablo de San Miguel 
 

En 1776 el maestro Jos√© Benito Cortes realiza los dos retablos colaterales para cuya financiaci√≥n se emplearon los caudales procedentes del legado de Don Vicente Alonso de Ojeda, familia de ilustre abolengo y relacionada con la conquista de Am√©rica. 
Es de calle √ļnica, con dos niveles, abundante decoraci√≥n, en plena fase Rococ√≥ apenas se observa dicha tendencia. Es m√°s bien un churrigueresco tard√≠o con empleo de trapos colgantes, aletones, ornamentaci√≥n vegetal etc. 
Dos esculturas ocupan sus hornacinas: un San Miguel plet√≥rico dotado de gran movimiento y arriba, en el √°tico, Santa Ana, la Virgen y el ni√Īo.

 

 

 

 

 

 

III. Retablo de Diego de Alcal√° 
 

Construido simult√°neamente, es gemelo al anterior. Sus hornacinas est√°n ocupadas por Diego de Alcal√° y en el √°tico una imagen de San Francisco. 
Las esculturas de estos dos retablos se hallan pintadas seg√ļn la t√©cnica de la √©poca, con abundancia de temas florales y vegetales, as√≠ como el empleo de tonos carmines y rosas, que destacan sobre otros m√°s p√°lidos y fr√≠os. 

 

IV. Retablo de Santiago 

Al fondo de cada brazo del transepto hab√≠a dos retablos, de los que solo se conserva el de Santiago realizado en 1715. Consta de tres calles. El cuerpo principal y el √°tico son de nicho √ļnico. Entre las esculturas destaca la figura ecuestre de Santiago, con un caballo poco logrado. En el √°tico hallamos un sumo pont√≠fice procedente de otro retablo. 
 
V. Retablo de nuestra se√Īora 

Se realiz√≥ en 1671. Se trata de un retablo pre-churrigueresco de cuerpo y √°tico, con calle √ļnica. Utiliza dobles columnas serpeadas y remates de pir√°mides herrerianas. 
La hornacina principal alberg√≥ una imagen g√≥tica mariana, hoy ocupada por una Virgen moderna. En el √°tico se conserva una imagen de un Cristo de buena factura. La policrom√≠a es propia del √ļltimo cuarto de siglo XVII.  
El conjunto se enmarca en unas pinturas en la pared que responden al propósito ilusionista de simular que la obra de madera se prolonga por el muro.

Retablos laterales 
 

VI. Retablo de San Roque 
VII. Retablo de Santo Domingo
 

A ambos lados de la nave se encuentran estos dos retablos iguales de estilo Neocl√°sico. Ambos retablos fueron realizados a finales de siglo XVIII principios del XIX.
En cuanto al dise√Īo arquitect√≥nico, los dos son de madera policromada, imitando el m√°rmol, con la intenci√≥n de dar una apariencia p√©trea a las esculturas. Constan de una sola calle con una hornacina central para albergar las esculturas del santo al que est√° dedicado. El √°tico de cada uno de ellos est√° rematado con un cuadro de √≥leo sobre lienzo dedicado tambi√©n a San Roque y Santo Domingo. 
Entre las caracter√≠sticas de √©ste estilo est√° el abandono por el gusto barroco, volviendo a fijarse en los modelos cl√°sicos, aunque conviven a√ļn elementos del rococ√≥ como podemos observar en las rocallas doradas que adornan las columnas cl√°sicas del retablo. Al ser de estructura estrecha son muy adecuados para retablos laterales. 
Est√°n los dos enmarcados en unas pinturas murales que hacen las veces de un cortinaje, propio de ese estilo.

          

Localización